Skip to main content

Un gestor de residuos es aquella entidad, pública o privada, registrada mediante autorización que realice cualquiera de las operaciones que componen la gestión de los residuos, sea o no el productor de los mismos Residuos. ACS Recycling es gestor de residuos eléctricos y electrónicos autorizada por la Agencia de Residuos de Cataluña, con el código de gestor E-1508.14.

Un gestor de residuos entiende por operaciones en su actividad la gestión de residuos, todas las de valorización o eliminación, incluyendo la preparación para la reutilización anterior.

La función de un gestor de residuos de RAEE

La función principal de un gestor de residuos RAEE es la recogida, el transporte y el tratamiento de los residuos. Normalmente las actividades de los gestores de residuos se concentran en el sector industrial, debido a su distanciamiento de los centros urbanos, las elevadas cantidades de residuos generados o por necesidades especiales. Además, tienen una serie de obligaciones que buscan asegurar tanto el mejor destino para los residuos como la profesionalización del sector.

Principales obligaciones del gestor de residuos RAEE

  • Llevar a cabo el tratamiento de los residuos entregados conforme a lo previsto en su autorización y acreditar la documentación.
  • Gestionar adecuadamente los residuos generados de otras empresas.
  • Recoger y transportar los residuos cumpliendo la normativa vigente sobre la recogida y transporte de residuos.
  • Mantener durante la recogida y el transporte los residuos peligrosos envasados y etiquetados de forma adecuada.
  • Entregar los residuos para su tratamiento a empresas autorizadas, y disponer de una acreditación documental de la entrega.
  • Mantener los residuos almacenados en las condiciones que fije su autorización.

Qué es una planta de tratamiento de RAEE

Una planta de tratamiento de residuos es una instalación que combina diferentes procesos de selección y clasificación, manual o automática, con el objetivo de separar en las diferentes fracciones y componentes, para posteriormente ser tratados de manera correcta y obtener el output debidamente separado. Dicho de otra forma, una planta de tratamiento es el lugar donde se procesan diferentes tipos de materiales para poder ser reutilizados. Dependiendo de la demanda y la capacidad de la planta de tratamiento, se manipularán unos materiales u otros. Como es el caso de ACS Recycling, que somos una planta especializada en los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

Funcionamiento una planta de tratamiento RAEE

La funcionalidad de las plantas de tratamiento es seleccionar el contenido del material entrante que llega allí con la opción de separar las fracciones recuperables y prepararlas para la reutilización en un CPR. Los materiales que deben ser tratados o destruidos siguen su proceso de separación, tratamiento mecánico y segregación.

  1. Recepción residuos de la recogida selectiva
  2. Clasificación
    1. Tratamiento manual
    2. Tratamiento mecánico
    3. CPR
  3. Outputs
    1. Componentes
    2. Materia prima
    3. Productos reutilizados

Descubre todo el proceso sobre como lo hacemos haciendo clic aquí.

Ventajas de un gestor de residuos con planta de tratamiento RAEE propia

ACS Recycling es una empresa especializada en la gestión y tratamiento de residuos eléctricos y electrónicos, ubicados en Sant Quirze del Vallés, en pleno cinturón industrial de Barcelona. Contamos con una planta propia de reciclaje de RAEE, autorizados por la Agencia de Residuos de Cataluña. Ofrecemos un servicio de calidad y especializado para cada uno de nuestros clientes, contribuyendo a la optimización de procesos, reducción de costes y obtención de la máxima valorización de los residuos posible. Nuestra filosofía de las 4R, Reducir, Reutilizar, Reparar y Reciclar, nos permite ayudar a nuestros clientes a cumplir las obligaciones legales y contribuir con la economía circular.

Ser Gestores de residuos con planta de tratamiento propia nos permite diferenciarnos de un gestor de residuos normal, ya que al tener capacidad para tratar los residuos obtenemos las siguientes ventajas:

  • No hay intermediarios: procedemos a la recogida o recepción de los residuos y este acaba su vida en las instalaciones.
  • Nos permite una mejor valorización ya que al tratarlo nosotros lo transformamos en materias primas, que posteriormente estas son reintroducidas al mercado, cerrando el circulo de la economía circular.
  • Ahorro de emisiones de GEI: el residuo sale del origen y va al destino final; ahorro de emisiones de transporte.
  • Mejor conocimiento: al tratar los residuos sabemos de primera mano los peligros que pueden tener si los RAEE no son tratados de forma correcta.
  • Agilidad documental: al hacer todo el proceso de gestión y tratamiento de los residuos, la gestión y documentación va mucho más rápida.
  • Transparencia: al ser gestor y planta de tratamiento, sabemos que el residuo entra en nuestras instalaciones y saldrá en forma de materia prima, componentes o para la reutilización, puede variar en función de las necesidades del cliente.

Leave a Reply