Clasificación

 

Antes de empezar a tratar los residuos electrónicos, hacemos una previa segregación manual. De esta manera, retiramos los componentes y materiales peligrosos para evitar perjudicar el correcto tratamiento que les daremos después.

Esta primera separación, nos permite optimizar nuestros recursos internos de la mejor manera medioambiental y, a la vez, sacarles un máximo rendimiento.