Skip to main content

El día 7 de julio de cada año se celebra el Día Mundial de la conservación del Suelo, con el principal objetivo de concienciar a la sociedad mundial sobre la importancia que tiene la conservación del suelo. Se aprovecha este día para divulgar diferentes medidas y técnicas para evitar la degradación del suelo, así como la importancia de regenerar y preservar los suelos que se han visto afectados por fenómenos naturales y artificiales.

La protección, mejoramiento y el uso de Recursos naturales, acorde a principios que asegurarán el más alto beneficio económico y social al ser humano y su ambiente, para las generaciones actuales y las futuras.

La conservación del suelo incluye todas aquellas técnicas y prácticas enfocadas en el uso y mantenimiento sustentable de los suelos que son utilizados como recurso natural, tanto en la agricultura como en la silvicultura y la ganadería.

Debido a que se trata de un recurso no renovable y que la pérdida de los suelos constituye uno de los principales problemas ambientales a nivel mundial, la conservación de los suelos es considerada de vital importancia para garantizar que los diversos factores ecológicos, climatológicos, hidrológicos, sociales, económicos y culturales interaccionen entre sí, usando de forma sustentable los suelos.

Los RAEE mal gestionados son peligrosos para el suelo

Los aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) son productos que están presentes en prácticamente toda nuestra vida cotidiana y están conformados por una combinación de piezas o elementos que para funcionar necesitan corriente eléctrica o campos electromagnéticos y realizan un sinnúmero de trabajos y funciones determinadas. En el momento en que sus dueños consideran que no les son útiles y los descartan o los reemplazan, se convierten en residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).

En muchos países del mundo, los RAEE terminan en basurales o cómo ya sabrás en desiertos de países tercermundistas. Los RAEE al no ser depositados en lugares correctos ni tratados/gestionados en plantas de tratamiento como la de ACS Recycling, comienzan a descomponerse y a verter elementos, contaminando el suelo, las aguas y la gente que les rodea.

Por ejemplo, el Berilio que es un elemento químico que se utiliza en interruptores, transmisores y conectores. No se disuelve, se adhiere a partículas de aire y persiste en suelos. La Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la ONU lo clasificó como cancerígeno. Además, la inhalación de humos y polvos de berilio puede causar enfermedades pulmonares.

Por qué es importante conservar el suelo

Es importante conservar el suelo porqué es un recurso no renovable y su preservación es esencial para la seguridad alimentaria. El uso sustentable del suelo ha surgido como respuesta a los múltiples y diversos problemas a los que se ha enfrentado la calidad y la cantidad de los suelos aptos para el cultivo de alimentos y árboles de todo el mundo, una de las necesidades básicas de todo ser vivo.

Según estudios diversos se ha estimado que la naturaleza por sí sola puede tardar unos 200 años en lograr producir 1 cm de suelo fértil, por este motivo es realmente importante protegerlo y cuidar el suelo, para garantizar su conservación.

Principales problemáticas que sufren los suelos

  • Erosión del suelo, así como compactación, aumento de la salinidad y de la acidez del suelo.
  • Manejo inadecuado de las tierras de cultivo, creando un desequilibrio dentro del sistema productivo alimentario, el cual está directamente relacionado con la escasez de alimentos que podríamos sufrir en un futuro.
  • La población mundial (aproximadamente 7,8 billones de personas), obliga a la humanidad a contar con al menos mil millones de hectáreas de terrenos agrícolas para garantizar sus necesidades alimenticias. Este hecho supone la constante presión sobre el potencial productivo de los suelos, así como de los recursos naturales en general.

Numerosos sectores trabajan para renovar y acondicionar las técnicas productivas relacionadas con la preservación de los suelos, intentando que las prácticas adoptadas por agricultores, silvicultores y ganaderos sean lo más adecuadas posibles y siempre orientadas a la conservación de este recurso limitado.

conservacion del suelo

Técnicas y prácticas para la conservación del suelo

Entre las diferentes técnicas y prácticas que permiten una utilización adecuada de los suelos, y que ayudan a invertir el empobrecimiento y la degradación de los suelos como recurso natural, podemos destacar las siguientes:

  • Tomar muestras y llevar a cabo análisis del suelo para poder conocer sus características y propiedades, siendo capaces de detectar cualquier tipo de carencias.
  • Realizar rotación y asociación de cultivos, favoreciendo que las labores y maquinarias agrarias que voltean los suelos sean mínimas.
  • Hacer la siembra de forma directa, sin aplicar ningún tipo de herbicidas ni fertilizantes químicos.
  • Conservar los organismos del suelo, los cuales garantizan la fertilidad natural (química, física y biológica) de los suelos, así como la buena productividad de los cultivos.
  • Aplicación de abonos naturales (estiércol de vaca o gallina en descomposición, humus de lombriz, abono de compostera o cenizas, entre otros).
  • Colocar cobertura viva o muerta sobre el suelo, permitiendo así a la tierra conservar su humedad y nutrientes característicos de las capas altas del suelo.

Leave a Reply