Skip to main content

El reciclaje Electrónico como clave para un Futuro Sostenible

El 5 de marzo se celebra el Día Mundial de la Eficiencia Energética con la finalidad de sensibilizar sobre la importancia de buscar un consumo energético responsable, donde el reciclaje electrónico ha dado un gran aporte.

El 5 de marzo marca un día crucial en el calendario global: el Día Mundial de la Eficiencia Energética institucionalizado desde la I Conferencia Internacional de la Eficiencia Energética celebrada en Austria en 1998. Esta jornada ha sido concebida para concienciar sobre la importancia de un consumo energético responsable, invitándonos a reflexionar sobre cómo podemos construir un mundo más sostenible y combatir el cambio climático. Pero, con el tiempo, se ha transformado también en un día especial para reforzar el compromiso del colectivo, de allí que sea un día de especial orgullo para quienes tomamos acción con el reciclaje electrónico.

Los retos hacia la transición energética son muchos, y uno de ellos es el consumo responsable de los recursos energéticos. Hacer más con menos no es algo tan sencillo ni tampoco nuevo. Lo diferente de hoy en día es que nos hemos hecho más conscientes de las consecuencias del uso ineficiente de la energía, no solo por el impacto económico, sino también por el impacto ambiental que genera la producción y el consumo de energía.

En este contexto, el reciclaje electrónico juega un papel fundamental. Se estima que solo el 20% de los aparatos electrónicos se reciclan correctamente al final de su vida útil. El resto termina en vertederos, contaminando el suelo y las aguas con sustancias nocivas. Así que aún hay mucho por hacer, aunque el camino no siempre esté claro.

Sin embargo, con el lema “Primero, la eficiencia energética”, se han dictado algunos puntos que dan ideas de cómo comenzar.

Compromiso y Liderazgo de Organizaciones Globales en Eficiencia Energética

Las organizaciones internacionales como la ONU y la UE han asumido un papel fundamental en la promoción de la eficiencia energética y el reciclaje electrónico. Esto se debe a que el modelo energético mundial actual es el principal responsable del cambio climático. En efecto, Raquel Montón, quien está a cargo del área de energía de la ONG Greenpeace, destaca que el modelo energético mundial actual es responsable de alrededor del 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI).

Y aunque la ONU, en su lista de Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) para 2030, enfatiza el papel insustituible de la energía en la edificación de un futuro sostenible, también ha dejado claro que hay mucho que hacer para mejorar la eficiencia de producción y consumo, considerando el reciclaje electrónico como parte fundamental de la eficiencia energética.

En este contexto, la Unión Europea (UE) ha impulsado el European Green Deal, que abarca tres áreas: la eficiencia, las energías renovables y la reducción de emisiones de CO2 donde el reciclaje electrónico ha hecho una gran aportación. A través de la Directiva relativa a la Eficiencia Energética Revisada (DEE), busca reducir el uso de energía en un 32,5% en un período que va de 2021-2030. España por su parte se ha fijado objetivos que superan ese 32,5% como se informa desde la Industria para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), esto equivale a un ahorro de 669 ktep/año.

 

Ranking mundial de eficiencia energética

La sensibilización y la acción en eficiencia energética es indispensable, pero sin evaluar las acciones con datos no se puede mejorar.

Algunos datos publicados pueden darnos ideas de cómo estamos avanzando en los objetivos propuestos. Por ejemplo, según el índice del World Energy Council 2022, Suiza, Suecia y Dinamarca encabezan la sostenibilidad energética a nivel global, España en este ranking ocupa el puesto número 11.

Por su lado, el American Council for an Energy-Efficient Economy (ACEEE), sitúa a Francia en el primer lugar, seguido de Reino Unido. España, aunque entre las primeras economías de Europa, ocupa el sexto lugar en este ranking.

El proceso de transición ecológica en España, para promover la eficiencia energética, se lleva a cabo a través del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030. Se trata de un plan que define el marco programático para conseguir los objetivos que España se ha comprometido alcanzar de aquí al 2030 ante la Unión Europea y la ONU en el acuerdo de París y los ODS. Algunos objetivos propuestos para cumplir con el compromiso han sido:

  • La reducción del tráfico
  • El uso del transporte público colectivo
  • La movilidad sostenible
  • La electrificación del transporte
  • La rehabilitación energética del parque edificatorio.

Conclusión: Reciclaje Electrónico como Compromiso Colectivo

En conclusión, el Día Mundial de la Eficiencia Energética nos recuerda la importancia de optimizar nuestros recursos y adoptar prácticas sostenibles como puede ser el reciclaje electrónico como compromiso colectivo. Al principio se buscaba solo sensibilizar, hoy día, además, se busca involucrar al colectivo para tomar acción y rendir cuentas. Desde los esfuerzos globales liderados por la ONU y la UE hasta los rankings que destacan la eficiencia energética, el camino hacia un futuro sostenible depende de todos.

Y en ese compromiso que nos involucra a todos debe estar claro que la eficiencia energética busca no solo garantizar el acceso a la energía, sino también hacerlo de manera sostenible y moderna utilizando menos recursos y promoviendo el reciclaje electrónico. Esto es mejor para todo el colectivo y desde todas las perspectivas, como recalca Montón al referirse a la energía: «Cuanto más eficiente sea, mejor; más beneficios tendremos en la economía, el medioambiente y la salud».

Leave a Reply