Skip to main content

Puede que el verano sea la época del año favorita de mucha gente, pero no es necesariamente la mejor para nuestro planeta. A medida que aumentan las temperaturas, también lo hace nuestro consumo de energía y agua, así como nuestra huella de carbono. Por eso, en esta temporada es muy importante cuidar el medio ambiente con algunas medidas sencillas.

Qué significa el cuidado del medio ambiente

Ser respetuoso con el medio ambiente significa vivir de una manera que no sea perjudicial para el mismo. Este modo de vida es cada vez más importante, ya que necesitamos proteger nuestro planeta de los daños que nosotros mismos le vamos causando.

Lo positivo en este sentido es que nosotros mismos somos capaces de hacer cambios sostenibles para disminuir el efecto negativo.

¿Por qué es crucial tomar conciencia sobre el cuidado del medio ambiente? Realmente el planeta que tenemos no es solo nuestro hogar. También significa todo lo que nos mantiene vivos. Desde los alimentos que comemos, el agua que bebemos, el aire que respiramos… aquellos elementos de la naturaleza que nos ayudan a sobrevivir. Cuidar el medio ambiente es algo que debería ser inherente a nosotros. Por este motivo, debemos asegurarnos de que nuestras acciones no acaben perjudicando al medio ambiente, ya que somos nosotros quienes lo vamos a sufrir después.

Qué debemos hacer para cuidar el medio ambiente

Cuidar el medio ambiente es algo que está en manos de todos. Son muchos los actos que podemos hacer para mejorar nuestra calidad de vida y vivir en armonía con el resto de las especies, además de para garantizar los recursos del planeta para nuestra generación y las futuras. Destacamos las siguientes opciones más inmediatas que podemos hacer:

  • Pensar antes de comprar algo si lo necesitamos. Así reducimos el consumo y, por lo tanto, el impacto en el medio ambiente.
  • Antes de tirar algo, reutilizarlo y reciclarlo. Si no nos sirve, puede ser útil para otra persona.
  • No utilizar aerosoles con CFC, ya que son los que destruyen la capa de ozono y contribuyen al efecto invernadero.

5 tips parca cuidar el medio ambiente

5 formas de cuidar el medio ambiente

Ahora que ya sabemos la importancia que tiene el tomar decisiones a favor del medio ambiente, vamos a ver 5 trucos para cuidar del planeta y también ahorrar dinero:

Usar ventiladores en lugar del aire acondicionado

El ventilador usa hasta un 90 % menos de energía que los aparatos de aire acondicionado y sigue manteniendo la casa fresca durante el verano. Un truco que podemos hacer es colocar un cuenco con hielo delante del ventilador. Así, dejamos que la brisa del ventilador sople sobre los cubitos de hielo y expulse aire más fresco.

Si hace demasiado calor y preferimos el aire acondicionado, debemos optar por aquellos aparatos que empleen una tecnología inteligente. Así, podemos programar los momentos en que queremos que se encienda y se apague.

Bombillas de bajo consumo

Debemos elegir bombillas de bajo consumo como las bombillas LED. El ahorro en la factura se notará. Las bombillas de bajo consumo duran hasta 12 veces más que las tradicionales y proporcionan la misma calidad de luz.

Aunque una bombilla incandescente tiene un precio más barato que aquellas opciones más eficientes, acabaremos pagando mucho más por el uso de la energía. También son más caras al tener que sustituirlas cuando se agotan.

Pero, sobre todo, el medio ambiente se beneficiará del uso de las fuentes de energía LED. Como se tardará más en desecharlas y cambiarlas, se consigue que el medio ambiente no reciba esos desechos, especialmente, los químicos con los que están hechas las bombillas tradicionales, los cuales son más contaminantes.

Reducir las bolsas de plástico

Cuando vayamos a comprar, debemos usar bolsas de tela o nuestros propios recipientes. Además de ahorrar en el gasto de comprar bolsas de plástico evitando el pago adicional, estaremos siendo más respetuosos con el medio ambiente.

Las bolsas de la compra de algodón son cada vez más comunes, al igual que las botellas o vasos de cristal y acero inoxidable reutilizables. La reutilización también es cada vez más viable para los productos de higiene personal, a través de productos como las copas menstruales de silicona.

Reutiliza el agua

El agua es un recurso natural y su suministro es finito. Si queremos seguir disfrutando de este bien necesario para la supervivencia humana, hay que minimizar su uso. Algunos ejemplos son:

  1. Tomar duchas cortas. Además, si podemos reutilizar el agua de la ducha para luego lavar los platos, por ejemplo, el ahorro será considerable.
  2. No dejar correr el agua del grifo cuando estemos lavando los platos.
  3. No desperdiciar demasiada agua al tirar de la cadena.
  4. Emplear filtradores de agua.

Utilizar productos de limpieza menos tóxicos

Los productos químicos tóxicos no solo afectan a nuestra salud, también son dañinos para el planeta. Existen alternativas naturales no contaminantes para reemplazar a los numerosos limpiadores comunes que contienen químicos tóxicos. En este sentido podemos:

  1. Hacer nuestros propios productos de limpieza no tóxicos, por ejemplo, con el vinagre o el limón.
  2. Utilizar aquellos productos que sean menos tóxicos. Para esto, debemos fijarnos en la etiqueta y observar que ingredientes emplea.

Ahora que ya conocemos estos trucos sencillos para cuidar el medio ambiente, es hora de ponerlos en marcha. Además, aunque en verano es la época en donde debemos estar más pendientes, vivir de forma más sostenible no es únicamente una tarea para los meses de clima cálido. Cuanto más se descuide el medio ambiente, más se contaminará con agentes y tóxicos que tienen un impacto nocivo en nuestra salud. Cuidar el medio ambiente ya no es una opción y sí empieza a ser una obligación.

Leave a Reply