Skip to main content

En este blog nos centramos en cómo se clasifican los RAEE según la legislación española, así como la importancia en conocer esta información.

Antes de empezar en la cómo se clasifican los RAEE debemos diferenciar entre dos conceptos:

Los aparatos eléctricos y electrónicos, comúnmente conocidos como AEE; son aquellos aparatos que para su funcionamiento es necesario corriente eléctrica o campos electromagnéticos, así como aparatos necesarios para generar, transmitir y medir la corriente y los campos, destinados a utilizarse con una tensión nominal no superior a 1.000 voltios en corriente alterna y 1.500 voltios en corriente continua.

Por otra parte, están los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, denominados como RAEE; son aquellos aparatos eléctricos y electrónicos que pasan a ser residuos, es decir, los AEE que pasan a ser residuos, ya sea por la obsolescencia programada, renovación, substitución, roturas… En este concepto se comprenden todos los componentes, subconjuntos y consumibles que forman parte del producto en el momento en que se rechaza.

Legislación RAEE en España

Para saber cómo se clasifican los RAEE, tenemos que acudir al Real Decreto 110/2015 de 20 de febrero sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE). Este Real Decreto presenta cambios a partir del 15 de agosto de 2018 en cuanto a la clasificación de los aparatos eléctricos y electrónicos, ya que el alcance de aplicación cambiará y quedará establecida en 7 categorías, a diferencia de las 10 categorías establecidas hasta el 14 de agosto de este mismo año.

A continuación, te detallamos cómo se clasifican los RAEE, cuáles son los tipos de RAEE que pasan a formar parte en esta nueva clasificación y que debemos tener en cuenta a partir de ahora.

reciclaje aparatos intercambio de temperatura

Cómo se clasifican los RAEE

Categorías y clasificación

FR1 – Aparatos de intercambio de temperatura

Frigoríficos, congeladores, aparatos que suministran automáticamente productos fríos, aparatos de aire acondicionado, equipos de deshumidificación, bombas de calor, radiadores de aceite y otros aparatos de intercambio de temperatura que utilicen otros fluidos que no sean el agua.

reciclaje y tratamiento de pantallas y ordenadores

FR2 – Monitores y pantallas

Pantallas, televisores, marcos digitales para fotos con tecnología LCD, monitores, ordenadores portátiles, incluidos los de tipo “notebook”.

reciclaje lamparas

FR3 – Lámparas

Lámparas fluorescentes rectas, lámparas fluorescentes compactas, lámparas fluorescentes, lámparas de descarga de alta intensidad, incluidas las lámparas de sodio de presión y las lámparas de haluros metálicos, lámparas de sodio de baja presión y lámparas LED.

Electrodoméstico grande

FR4 – Grandes aparatos (>50cm)

Lavadoras, secadoras, lavavajillas, cocinas, cocinas y hornos eléctricos, hornillos eléctricos, placas de calor eléctricas, luminarias; aparatos de reproducción de sonido o imagen, equipos de música (excepto los órganos de tubo instalados en iglesias), máquinas de hacer punto y tejer, grandes ordenadores, grandes impresoras, cartuchos de impresión, tóner y otros consumibles relacionados grandes con partes eléctricas, copiadoras, grandes máquinas tragaperras, productos sanitarios de grandes dimensiones, grandes instrumentos de vigilancia y control, grandes aparatos que suministran productos y dinero automáticamente.

Electrodoméstico pequeño

FR5 – Pequeños aparatos (<50cm)

Aspiradoras, limpiamoquetas, máquinas de coser, luminarias, hornos microondas, aparatos de ventilación, planchas, tostadoras, cuchillos eléctricos, hervidores eléctricos, relojes, maquinillas de afeitar eléctricas, básculas, aparatos para el cuidado del pelo y el cuerpo, calculadoras, aparatos de radio, videocámaras, aparatos de grabación de vídeo, cadenas de alta fidelidad, instrumentos musicales, aparatos de reproducción de sonido o imagen, juguetes eléctricos y electrónicos, artículos deportivos, ordenadores para practicar ciclismo, submarinismo, carreras, remo, etc., detectores de humo, reguladores de calefacción, termostatos, pequeñas herramientas eléctricas y electrónicas, pequeños productos sanitarios, pequeños instrumentos de vigilancia y control, pequeños aparatos que suministran productos automáticamente, pequeños aparatos con paneles fotovoltaicos integrados, interruptores, regletas, enchufes, relés.

Ordenador

FR6 – Aparatos informáticos y de telecomunicaciones con componentes peligrosos

Teléfonos móviles, GPS, calculadoras de bolsillo, ordenadores personales, impresoras, teléfonos, cartuchos de impresión y tóner con partes eléctricas.

reciclaje de placas fotovoltaicas

FR7 – Paneles fotovoltaicos

Según se establece en el anexo III del real decreto, la Directiva de 2012 reduce estas categorías a 6 pero se ha considerado adecuado separar los paneles fotovoltaicos en una nueva categoría dada la singularidad de este tipo de aparatos, de larga vida media y perfil profesional para que no distorsione las cuotas y objetivos de recogida anuales del resto de aparatos eléctricos con características más similares.

En el Real Decreto, donde se explica cómo se clasifican los RAEE, se excluyen los aparatos que se encuentran instalados y diseñados como partes de otros aparatos excluidos en el ámbito. Como por ejemplo los vehículos o los medios de transporte, de los que solamente están incluidos los vehículos eléctricos de dos ruedas no homologados, sería el caso de bicicletas eléctricas, monopatines eléctricos…

Además, no se aplica a los aparatos que sean necesarios para la protección de los intereses esenciales de la seguridad del Estado; tales como armas, municiones, y otro material de guerra destinado a fines militares.

A partir del 15 de agosto de 2018, existirán nuevos productos declarados como RAEE, es el caso de los cartuchos de tinta y tóner que contienen partes eléctricas y que necesitan corriente eléctrica o campos electromagnéticos para funcionar adecuadamente. También deben declararse a partir del 15 de agosto pequeños materiales eléctricos, tales como enchufes; o los dispositivos de mando y protección eléctrica, como los relés.

certificado ISO
En ACS Recycling contamos con las certificaciones correspondientes que nos autorizan a gestionar y tratar estos tipos de residuos eléctricos y Electrónicos, la basura electrónica.

Por muchos es algo desconocido, pero las sustancias peligrosas más habituales que incorporan los AEE para su funcionamiento y que deben ser gestionadas y tratadas una vez que los aparatos se conviertan en RAEE son los siguientes:

Cadmio: Más del 90% en las pilas recargables.

Plomo: Más del 90% en las baterías, con pequeñas contribuciones por parte de las soldaduras para los circuitos impresos, lámparas y tubos fluorescentes.

Óxido de plomo (utilizado en el vidrio): Más del 80% en los tubos de rayos catódicos mientras que el resto procede de las lámparas y los tubos fluorescentes.

Mercurio: Más del 90% procede de las pilas y sensores de posición con una pequeña contribución por parte de los relés y lámparas fluorescentes.

Cromo hexavalente: Utilizado como inhibidor de corrosión en el sistema de refrigeración de los refrigeradores por absorción.

Níquel: Baterías Ni-Cd.

PCB (Bifenilos policlorados): Más del 90% provienen de los condensadores y transformadores.

Compuestos bromados/retardantes de llama: TBBA (Tetra-bromo-bifenil A): Más del 90% proviene de los circuitos impresos, placas y carcasas. PBB (Polibromobifenilos) y PBDE (polibromodifenil-eteres): Componentes termoplásticos, cables, etc. Octa y deca BDE (octa y decabromo difenil eter): Más del 80% dentro de los ordenadores, con menores contribuciones por parte de los aparatos de TV y aparatos eléctricos de cocinas domésticas.

CFC, HCFC, HC: Unidades de refrigeración y espumas aislantes.

Cloroparafinas: Más del 90% en el PVC de los cables.

Un ejemplo de los materiales contenidos (% en peso) en los AEE puede resumirse en la siguiente tabla:
Cómo se clasifican los RAEE

Ya te hemos explicado cómo se clasifican los RAEE, pero sabemos que cada empresa tiene unas necesidades diferentes. Es por ello que en ACS Recycling, ofrecemos un servicio adaptado y de calidad para aportar la solución que más se adapte a su caso. No dudes en contactar con nosotros para un asesoramiento.

Contáctanos

Si tienes alguna pregunta o sugerencia sobre cómo se clasifican los RAEE, no dudes en contactarnos. Estaremos encantados de ayudarte:

Email: info@acsrecycling.es
Teléfono: 93 119 80 62

Centro de tratamiento y reciclaje:

Pau Vila i Dinarès, 18,
Polígon Can Torras Can Llobet.
08192 Sant Quirze del Vallès, Barcelona, España.

Leave a Reply